AytoTineo | Negocios

En la habitación de cualquier mujer en general dispone de un estuche

|

En la habitación de cualquier mujer en general dispone de un estuche que contiene sortijas o falsificaciones de años atrás que a día de hoy siguen guardadas pues las tienen oscurecidas o incluso porque ya no se acordaban de ellas.

Muchas de estas piezas como pueden ser pulseras y collares se podrán seguir usando si las limpiamos con calma de cara a que puedan resplandecer del mismo modo que en pasado.

Algunas de estas gargantillas de plata eran doradas o plateadas ya que fueron creadas con metales que con el transcurso de los años o también el viento se han ocurecido. Lo que inicialmente sería importante es realmente percatarse de el tipo de mineral e incluso el colorido que presentan actualmente.

Un gran número de gargantillas se presentan recubiertas de oro y naturalmente más tarde o más temprano enmohecen y de ningún modo se puede recobrar ese color pues habría que recubrirlas nuevamente de oro y por supuesto es menos costoso ir a comprar una pulsera moderna, en el caso de que se trate de una aleacción que no sea cara ya que al ser de plata buena el precio se incrementa.

La plata de ley se deteriora más que otras aleaciones y ademas se limpia con más dificultad. En el caso de que necesite limpiar unos pendientes debe hacerse de un tejido que esté decente y luego darle bien con el objetivo de que el tono oscuro no se note, pero si el color oscuro persiste existen métodos más potentes asi como las sales del ácido de carbono, la pasta de dientes o el extracto del limón. De ningúna manera use componentes químicos que van a poder calcinar la plata de ley y a la vez podría dañarse las manos o los ojos al contacto con ese producto.

Si dentro de su cofrecillo guarda muchos anillos y aros de plata auténtica y tiene la intención de que no se le oxiden deberá frotar estas alhajas con compuestos buenos.

A veces en esos estuches descubrimos alhajas que están deterioradas de modo que tenemos que llevarlas a una tienda de alhajas para que las reparen, pero en la mayoría de los casos va a ser mucho más caro que adecentarlas con ayuda de algunos sistemas que hay en las webs.

Hay féminas que no tienen un joyero para mantener sus sortijas de modo que las tienen en cajones, así habitualmente se pierden joyas por no estar organizadas correctamente.

Las féminas tienen un gran número de pulseras plata y lo más acertado es realmente conseguir un joyero grande de muchos apartados con el objetivo de meter de un modo sencillo cada colgante. Los cofrecillos se venden en supermercados y naturalmente en joyerías en donde va a poder seleccionar el que más le interese y se adapte al espacio del que disponga en la casa. Tenga presente guardarlo donde no sea fácil encontrarlo por si alguien intentase timarle.

Las gargantillas de elvado importe se colocan dentro de cajas con el fin de preservarlas de daños y por supuesto de rozaduras, en la mayor parte de las viviendas se pueden encontrar joyas de elevado coste. Si va a estar fuera de casa unos días y no tiene medidas de seguridad en su vivienda, llévelas a un lugar que le ofrezca garantía, dado que podrían arrebatárselas los saqueadores porque pesan poco e incluso si son de oro podrían derretir el metal y llegar a un pacto con joyeros sin ninguna consideración que posteriormente lo suelen utilizar para poder fabricar joyas nuevas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

—admin
(posted in Sin categoría)

Find this post interesting? Besides commenting below, you can follow responses with the RSS 2.0 feed or

Comments are closed.

Starburst Theme designed by Claire
powered by WordPress 4.3.12 | valid XHTML and CSS